Google+ Followers

viernes, 26 de noviembre de 2010

"persona intolerante y de poca confianza" así es Evo aseguró Carlos Mesa en foro político camba

El ex presidente de la República, Carlos Mesa Gisbert (2003-2005) sorprendió con una hipótesis: “Si mañana Evo Morales Ayma desaparece del escenario político, este país entra en guerra”. Además calificó al jefe de Estado como una persona intolerante en la que no se puede confiar. El vicepresidente Álvaro García Linera, salió al paso casi de manera inmediata y dijo que Mesa incurrió en una actitud “malcriada”.

Mesa, durante el foro del Observatorio Político de Santa Cruz, afirmó que Evo Morales es una “persona intolerante y de poca confianza” y que Álvaro García Linera carece de liderazgo y se iría como “hojita al viento” en el supuesto caso de asumir el mando del país.

“Si mañana desaparece Evo Morales del escenario político este país entra en guerra, así de claro. Se lleva como hojita que sopla el viento a don Álvaro García Linera y a quien venga, ni Jesús en persona”, declaró Mesa en la capital oriental.

Las afirmaciones del ex mandatario que heredó el poder tras el derrocamiento del ex Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada luego de la grave crisis de “octubre negro” fueron realizadas en un coloquio de análisis de la realidad nacional.

Subrayó la necesidad de crear un nuevo sistema político dejando de lado la “democracia corporativa” en la que, según su análisis, ha entrado el país desde 2006.

“El riesgo es creer que la base de nuestra democracia es el corporativismo, porque allí sí distorsionamos valores; yo creo en el republicanismo que no es el mismo de la CPE de 1967 al que se le han añadido dos elementos: democracia participativa y democracia directa, pero no la demagogia que ha transformado esa democracia participativa en autoritaria o democracia corporativa”, sostuvo.

El ex Mandatario fue más allá en alusiones que fueron registradas por un medio televisivo, señalando que sí le preocupa ser perseguido y encarcelado por la política represora del MAS, que ha sumergido a los ciudadanos en una cultura de miedo a expresarse, pero dijo que “no le ganarán la moral”. Recordó que durante su mandato tuvo seis reuniones con el entonces diputado Evo Morales, a quien calificó como una persona autoritaria que no acepta discrepancias y por tanto no sería de confianza.

Dijo que sus palabras son afirmaciones que realizaría en privado o en público porque no tiene complejos al respecto.

Por otro lado, criticó las amenazas de los dirigentes de las seis federaciones de productores de coca del Chapare quienes dieron un ultimátum para que el Arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, abandone el país si acaso no demuestra o se retracta de sus afirmaciones sobre la existencia de adolescentes en el tráfico de drogas ilegales.

REACCIÓN DE GARCÍA LINERA

Por su parte, el vicepresidente del Estado, Alvaro García Linera, quien se encontraba en la capital oriental, fue consultado por los medios locales sobre las palabras de Mesa Gisbert.

García dijo que son “declaraciones malcriadas” de un personaje que en su momento tuvo la oportunidad de hacer transformaciones en el país, pero que optó por posturas aristocráticas y conservadoras, siendo ese su “fracaso político que aún no supera”.
El Diario

No hay comentarios: