Google+ Followers

martes, 29 de diciembre de 2009

un corrupto para Prefecto de La Paz y un contrabandista para Alcalde de El Alto candidatos de Evo. Qué tal!!!

Un poco más y elige a sus candidatos a gobernadores y alcaldes entre los miembros de la banda de Ana Suárez pero al parecer estos jugarían con cierta desventaja respecto a los militantes masistas y hasta podrían ser considerados, comparativamente hablando, honestos.

imageMilitantes del MAS (foto)

Es una prueba más que contundente de la doble moral con la que actúa el MAS y su máximo líder. Si los supuestos corruptos son opositores se les impide la defensa y son condenados de antemano; por el contrario, si son militantes oficialistas pueden llegar a ser candidatos con mucha mayor facilidad. Se podría suponer que se acercan al perfil requerido.

Por ahora la referencia solo a los candidatos por el departamento de La Paz que no es algo de lo que puedan enorgullecerse los paceños porque es seguro que éstos jamás llegarán a ser el paradigma de la honestidad.

En el caso del candidato a gobernador masista, Feliz Patzi, en realidad existe mucha tela que cortar. En agosto de 2006, en cuestión de pocas horas, cuando era Ministro de Educación, definió la adquisición de un lote de 100 computadoras Pentium IV a un costo de mil dólares cada una. No es necesario ser experto en computadoras para darse cuenta del evidente sobreprecio, sin embargo se intento justificarlo indicando que fue “una compra con factura”.

imageimageFelix Patzi (izq) y Elisabeth Salguero(der)

El asunto no se queda en el sobreprecio. Resulta que las computadoras fueron adquiridas a una empresa fantasma que fue conformada también a la rápida por el entonces relacionista público del Ministerio de Educación, Edgar Ramos y por José Condori quienes en cuestión de horas se embolsillaron sin el menor esfuerzo alrededor de 40 mil dólares libres de polvo y paja.

El entonces viceministerio Anticorrupción a cargo de Nardi Suxo no mostró mucho interés en investigar el caso, como era de esperarse y sencillamente cayó en el olvido. Patzi tuvo que ser “renunciado” pero inmediatamente fue posesionado como secretario general de la prefectura paceña donde continuó haciendo de las suyas.

En más de una ocasión se vio involucrado en hechos de tránsito cuando conducía en estado de ebriedad vehículos de la prefectura. El último se produjo en la autopista cuando una vagoneta último modelo quedó inservible y el asunto quedó convenientemente tapado en la unidad de Tránsito. Tal es la magnitud del poder de Patzi que ni el propio prefecto Pablo Ramos se animó a pedirle una explicación y todo se resolvió con la “baja” del vehículo valorado en 50 mil dólares y sin cargo alguno al “sociólogo indigena”, total paga el Estado (o sea nosotros los ciudadanos).

El candidato a la alcaldía de El Alto, Edgar Patana tiene también amplía trayectoria que lo ha hecho merecedor a ser parte del selecto grupo que rodea a Evo Morales. Entre sus actividades más conocidas figuran las permanentes extorsiones a los directivos de la Aduana Nacional y la telefónica Cotel para acomodar en diversos cargos a sus parientes y allegados, los cuales por lo general no duraban mucho en sus puestos por cuanto resultaban más “fichas” que su propio patrocinador.

En junio de 2008, el entonces presidente de la Aduana, César López denunció que Patana lo amenazó con “movilizaciones” en caso de que no liberara un camión de su propiedad que fue sorprendido transportando mercadería de contrabando por un valor de un millón de dólares.

La de la melena al viento, Elizabeth Salguero, candidata del MAS a la alcaldía de La Paz, siempre medró de alguna ONG y en el último tiempo ejerció el cargo de presidenta de la Comisión de Derechos Humanos a la cual convirtió en un mecanismo de persecución contra los opositores. Se recordará que lloró y se lamentó por los abusos cometidos contra un grupo de campesinos en la plaza principal de Sucre pero jamás dijo nada por los muertos de La Calancha.

Por tanto, en los dos primeros casos, estos hubieran hecho un decoroso papel si se tratara de la elección del nuevo padrino de la “Cosa Nostra” boliviana y en el tercero se puede decir que tiene una concepto tan particular de los derechos humanos que muy bien hubiera podido regentar algún centro de detención en cualquiera de las dictaduras latinoamericanas.

No hay comentarios: