Google+ Followers

miércoles, 2 de marzo de 2016

hora de gobernar. de abandonar la confrontación reclama El Deber, aclarar esto del CAMC y el caso Zapata, atender la economía, la corrupción, la inseguridad y la crisis de la justicia. repite y nos sumamos al diario mayor !Basta de confrontación! el soberano pide respeto por el Referendo y ninguna maniobra para desconocer su resultado

El referéndum del 21 de febrero ya cumplió su cometido. La mayoría del país, aunque sea por una mínima diferencia, le ha dicho No a las aspiraciones del presidente Evo Morales para mantenerse en el poder más allá de 2019. Se trata, en esencia, de un voto que apunta a resguardar la democracia y poner un límite al poder público, lo cual es absolutamente saludable. 

Un efecto previsible de la consulta es que ha generado una innecesaria polarización en el país. Preocupa que sea el propio mandatario el que encienda los fuegos de la división y las diferencias en Bolivia en momentos en que, justamente, necesitamos estar más unidos que nunca por la llegada inocultable de un frente económico negativo.

La confrontación con los opositores, la tensión con los medios de comunicación y periodistas críticos, la arremetida contra las redes sociales y, fundamentalmente, la minimización del voto disidente a la reforma de la Constitución son parte de este proceso pernicioso en el que se ha embarcado el Ejecutivo, que termina afectando al proceso democrático en su conjunto. El tono revanchista de los funcionarios del Gobierno y la falta de autocrítica sobre la agenda pendiente del actual proceso muestra una cierta ceguera del Ejecutivo frente a un país que está reclamando cambios en la forma de gobernar, respeto a la Constitución Política del Estado y resultados más concretos para el bienestar de la gente.

La prioridad de Evo Morales es gobernar y aclarar todo este escándalo que se ha desatado por el caso Zapata y el presunto tráfico de influencias en la empresa china CAMC. Además, el declive de la economía, la corrupción, la inseguridad y la crisis de la justicia son cuatro de los mayores desafíos que tiene Morales para estos próximos años. ¡Basta de confrontación!, el soberano está pidiendo que gobierne. El voto del referendo es sagrado y refleja la voluntad popular. Ojalá el oficialismo no tenga la tentación de impulsar una nueva maniobra política para desconocer el resultado adverso. El No a la reelección del presidente Evo Morales ha demostrado, además, que la corriente populista en América Latina ha encontrado un duro techo que no puede desconocer. 

Los latinoamericanos valoramos las reformas sociales y políticas del último tiempo, pero también reconocemos el valor de limitar el poder a los gobernantes. La alternancia en el poder es uno de los fundamentos de la democracia para evitar los autoritarismos y la corrupción. Esperemos que la actual clase política tome nota de lo que ha dicho con tanta claridad el soberano

No hay comentarios: