Google+ Followers

martes, 9 de septiembre de 2014

por muchos oropeles, grados y uniformes. por mucha conferencia de prensa, los militares no lograr quitar la mancha de "infantes de marina"maltratando a universitarios, someterles a presión, manejo de armas, caminatas nocturnas...el maltrato ha sido de militares a universitarios. no hay perdón.

Desde las Fuerzas Armadas (FFAA) se informó este lunes que el convenio que firmaron en 2013 con la Universidad Indígena Aymara Tupac Katari, que se encuentra en el municipio de Huarina del departamento de La Paz, permite instruir a los estudiantes en el manejo de armas de fuego. 

El dato se dio a conocer, después de que un grupo de estudiantes de la casa de estudios superiores denunció que fueron maltratados y agredidos fisca y psicológicamente la pasada semana, por los instructores de la Unidad del Batallón de Infantería Marina Sexto Independencia, que está en el municipio de Chua de la provincia Omasuyos, cuando iban a conocer la instrucción militar que se da en ese lugar.
Según Waldo Calla, Comandante interino de la Armada Boliviana, se trata de un convenio de cooperación y desarrollo integral, para que los estudiantes indígenas conozcan por un día el trabajo que se realizan en los cuarteles.
“El convenio en su cláusula indica formación integral. La parte que le corresponde hacer a la Armada Boliviana es que miembros de esa universidad vayan a hacer algunas prácticas de instrucción militar en cuarteles de la Armada, estas prácticas están orientadas precisamente a verificar qué tipo de instrucción se recibe en los recintos militares. Probablemente muchos universitarios no han tenido la oportunidad de visitar un cuartel”, declaró Calla en conferencia de prensa a los medios de comunicación.
Justificó el hecho de que se enseñe a personas civiles el uso de armas, entre otros aspectos del aprendizaje militar, a que las FFAA son parte del denominado “proceso de cambio” que enarbola el actual gobierno. Un convenio de integración entre ambas instituciones, que dijo no pasaba en gestiones pasadas. 
“En ese marco ellos pasan orden cerrado, han llevado materias como tiro de polígono, han disparado, han llevado materias de valores ético morales, han llevado teoría del Estado Plurinacional y han llevado primeros auxilios”, destacó Calla.  
Dijo que se pedirá un informe sobre lo ocurrido el pasado 3 de septiembre con los estudiantes de la Universidad Indígena, pues de corroborarse que se vulneraron los derechos de éstos, el caso será sancionado. 
Actividad deportiva 
Las normas y reglamentos internos del Ejército prohíben el uso de armas de fuego a personas que no estén bajo bandera o presten su servicio militar. Sin embargo, con una disposición o reglamento del Comandante o Comando en Jefe puede realizarse esta actividad como deporte y en ferias de enseñanzas, entro otros. 
Se conoció que se enseña el manejo de armas de fuego en el Batallón Independencia de Chua, a otras personas para demostrar la actividad interna que se realiza en el cuartel, sobre la técnica de los soldados, que no se constituye en un curos de instrucción militar. 
Licarión Soto, miembro de la Junta Comunitaria de la Universidad Tupac Katari y secretario de Educación de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), indicó que desconoce los detalles del convenio entre esa institución y el Ejército.
Sin embargo, reconoció que el acuerdo existe desde hace un año atrás, por el que no sólo los estudiantes van a conocer el trabajo en los cuarteles, sino también los militares llegan a la Universidad Indígena para compartir un campeonato de fútbol, izar y cantar el himno nacional, todos los días lunes.
Al igual que los representantes de las FFAA, dijo que pedirán un informe de lo ocurrido en el Regimiento de Chua.
“Nosotros vamos a pedir como junta comunitaria qué es lo que ha pasado porque esto (denuncia) es solamente de una carrera que es Medicina Veterinaria  Zootecnia, habrá que preguntar a los estudiantes de Agronomía, Industria de Alimentos y también a Ingeniería Textil qué pasó con ellos”, dijo.   
Desmintió que las autoridades académicas, como el rector Lucio Choquehuanca, hayan sido impuestos como denunció uno de los afectados de la agresión en un el recinto militar de Chua. 
Explicó que la “U” Aymara no es autónoma, por lo que la Junta Comunitaria, que integran el Ministerio de Educación, organizaciones campesinas y de indígenas, el Rector, docentes y estudiantes, eligen a las principales autoridades de esa instancia. La misma modalidad de estructura, se da en las universidades indígenas guaraní y quechua. 
“Niego que las autoridades sean impuestas porque está sujeto al estatuto orgánico y reglamento de elección de autoridades. Nosotros tenemos conocimiento de que la Unibol tiene un convenio con la unidad militar en Chua, en varios aspectos y eso lo tienen que ver las autoridades académicas”, puntualizó.
El estudiante Leonel Chiñaya, uno de los maltratados el día de la instrucción, manifestó que lo ocurrido fue una forma de represalia que tomó el rector Choquehuanca contra ellos porque no estuvieron de acuerdo con su elección.

No hay comentarios: