Google+ Followers

lunes, 8 de septiembre de 2014

estudiantes de veteriunaria de una U reciben mal trato de cadetes del Batallón de Maria Chúa. les dieron instrucción militar sin estar en el programa de la visita. el mal trato es propio de los cuarteles y los visitantes no fueron por instrucción militar. lamentable y humillante

Al menos 81 estudiantes de la carrera de Veterinaria de la Universidad Indígena Túpac Katari denuncian vejaciones y maltratos en el Batallón de Infantería de Marina Chúa de la provincia Omasuyos de La Paz, luego de que estos asistieran al lugar, por disposición de un convenio, para recibir formación en valores y defensa del Estado.



El hecho acaeció los pasados 3 y 4 de septiembre, cuando los 81 estudiantes de Veterinaria, de diferentes años de estudio, asistieron a este cuartel militar para recibir la formación, pero grande fue su sorpresa al percatarse que su estadía allá no era para tener “charlas” sino para realizar instrucción militar, ser sometidos a gases lacrimógenos, dirigirse al polígono de tiro para hacer uso de fusiles FAL y, además, recibir malos tratos de los instructores que no tuvieron reparo para golpearlos y agredirlos sicológicamente.

La información la brindó un representante de los estudiantes que optó por mantenerse en el anonimato para evitar represalias de las autoridades de la Universidad Túpac Katari y del Regimiento Militar, quien dijo que todo se inició el miércoles 3 por la mañana, cuando tras su arribo al recinto militar fueron sometidos a orden de instrucción cerrada y posteriormente fueron a disparar, tanto hombres como mujeres, al polígono de tiro.

Tratos denigrantes
En la noche, sostuvo, comenzó el tormento de los estudiantes, pues no sabían que iban a quedarse a dormir. Ya caía la noche y por orden de los instructores, los estudiantes fueron llevados a un cerro, donde recibieron tratos denigrantes y agresiones físicas de parte de oficiales y sargentos.

“Nos dirigimos al cerro en plena lluvia y en el cerro nos dijeron: ‘cómo en la guerra se reconoce el terreno’ y nos dijeron: ‘cómo no ser capturados en la guerrilla’ (…) y luego de ahí empezaron a decir agáchense, arrástrense, y quien no quería lo pisaban en la cabeza, lo pisaban en la espalda y nos han metido gas; había compañeras que sufrían de epilepsia y tenían insuficiencia cardiaca y se han desmayado", relató la fuente entrevistada por la ANF.

Producto de los malos tratos, la estudiante Rebeca Quispe fue internada el pasado sábado en la clínica Cruz Azul de la ciudad de El Alto. Encargados del centro médico confirmaron a la ANF que el estado de la alumna era “delicado”


No hay comentarios: