Google+ Followers

sábado, 2 de octubre de 2010

la colonia judía en Bolivia se inquieta mucho ante una nueva visita de Evo a Irán el mayor enemigo de Israel


AJN.- La comunidad judía de Bolivia sigue con preocupación las intensas negociaciones que el gobierno de Evo Morales mantiene con Irán en el ámbito de la explotación minera. “La explotación de uranio es una cosa que se ha ido barajando en los últimos dos años y el interés de Irán es muy importante”, afirmó el presidente del Círculo Israelita de Bolivia, Ricardo Udler, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias. En los próximos días, el presidente boliviano viajará a Teherán.

La comunidad judía de Bolivia sigue con preocupación las intensas negociaciones que el gobierno de Evo Morales mantiene con Irán en el ámbito de la explotación minera.
”La explotación de uranio es una cosa que se ha ido barajando en los últimos dos años y el interés de Irán es muy importante”, afirmó el presidente del Círculo Israelita de Bolivia, Ricardo Udler, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
En los próximos días, el presidente Evo Morales viajará con destino a Teherán para iniciar su segunda visita con la intención de afianzar las relaciones bilaterales.
“Me imagino que los negocios que puedan existir entre Bolivia e Irán no son negocios que hayan salido a la luz y nos expliquen en qué consisten”, dijo el dirigente comunitario.
Udler comentó que Bolivia recibió de Irán 1200 millones de dólares que “no se han visto en absoluto” en que fueron destinados y, recientemente, la república islámica otorgó otros 300 millones de dólares para la fabricación de tractores y procesadoras de leche.
“Pero no deja de preocuparnos la venta de uranio que se ha dado a través de Bolivia a Irán, tal como revelaron algunos medios internacionales, como tampoco deja de preocuparnos los últimos acontecimientos en las Naciones Unidas, donde Irán siguió con sus amenazas a Estados Unidos e Israel”, afirmó.
La referencia tiene que ver con el discurso dado por Ahmadinejad en el seno de la Asamblea General de la ONU, donde sostuvo que los atentados a las Torres Gemelas y el Pentágono fueron planeados desde Estados Unidos.
“Todo gobierno tiene derecho a tener relaciones con cualquier país, pero como presidente de la comunidad judía de Bolivia no deja de preocuparme por esta relación que hay con Irán”, expresó el líder comunitario.
Udler insistió que la preocupación está centrada en las reiteradas visitas de funcionarios iraníes a La Paz y precisó que la última reunión fue con el ministro de Industrias y Minas de Irán, Ali Akbar Mehrabian.
“Nos preocupa de sobre manera, por más crédito que se pueda dar, el interés de Irán en la explotación de uranio”, resaltó.
El dirigente comunitario comentó que históricamente la explotación minera en Bolivia estuvo centraba en la plata y el estaño, por lo que preocupa ahora “la venta de uranio y la proximidad con Irán”.
La república islámica necesita del uranio para llevar adelante su programa nuclear, que está cuestionado por los organismos internacionales ante la sospecha que sea orientado a la fabricación de arsenal atómico.
Sin embargo, Mehrabian anunció la puesta en marcha de la fabricación de tractores en Bolivia como así también la incursión en la industria láctea y textil.
GB

No hay comentarios: