Google+ Followers

viernes, 20 de enero de 2012

periodista recuerdan que Ley Imprenta garantiza libertad de expresión reconocida por la CPE

La asociación de periodistas de La Paz (APLP) mediante un comunicado conmemoró el 87 aniversario de la Ley de Imprenta vigente desde 1925, además de recordar al gobierno que esta norma que rige el trabajo de los periodistas garantiza la libertad de expresión la cual es reconocida por la Constitución Política del Estado. 

"La Ley de Imprenta ha sido declarada como "patrimonio jurídico" de la democracia boliviana y es el único instrumento legal regulatorio de la actividad periodística en nuestro país que fue incorporada en el parágrafo II del Artículo 107 de la Constitución Política del Estado. Por tanto, cualquier acto de desacato de la Ley de leyes y de la Ley de Imprenta de 1925, es un acto de desconocimiento a la voluntad del soberano y del pueblo", señala parte del documento. 

Desde su promulgación en 1925 la norma intentó ser eliminada o modificada por diferentes gobiernos sin conseguir que se llegue a ese extremo. La Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CSTPB) convocó para este jueves  a sus federaciones y sindicatos a realizar  mítines para recordarla vigencia de la norma. 

"La administración Morales es particularmente adversa al trabajo de la prensa, pues ve en ella un difusor de los actos de corrupción y de mala gestión. Por esta razón busca tejer un cerco a la libertad de expresión para tener una  prensa servil y complaciente. Se cuestiona a la ley de imprenta porque representa el máximo estandarte de la libertad de expresión y porque en torno a ella se ha defendido la independencia de la prensa respecto del poder político y económico" afirmó Vargas en declaraciones a ANF.

La APLP recuerda al Gobierno Constitucional que la libertad de expresión y de prensa son derechos fundamentales del ser humano sin los cuales una sociedad no puede calificarse de democrática. Su existencia, vigencia y ejercicio no son "concesión" del Estado y solo pueden definirse con la autorregulación de los códigos de ética de las instituciones de prensa, la Ley de Imprenta de 1925, la Constitución Política del Estado y los Convenios y Tratados internacionales.

La Ley de Imprenta fue promulgada el 19 de enero de 1925, en la presidencia de Bautista Saavedra, como corolario de debates sobre la penalización de difamaciones y calumnias de los medios de comunicación social que en esa época se limitaban a los escritos y en reducido número.  Sobrevivió a múltiples intentos de metamorfosis, pues los interesados en su derogación se repiten periódicamente.

No hay comentarios: