Google+ Followers

martes, 31 de enero de 2012

indiferente el pueblo les dejó entrar en la ciudad. la policía resistió que llegaran a la plaza. empellones. golpes y patadas. (Opinión)


A punta de palos y pedradas, los marchistas del Conisur lograron romper la barrera policial e ingresar a la plaza Murillo al promediar las 17.00 de este lunes. Habría dos heridos en el enfrentamiento que derivó en gasificada. Para las 18.00 está prevista una reunión de los representantes de los manifestantes con el presidente Evo Morales. 

Tras su arribo a las inmediaciones de la plaza Murillo, los marchistas que llegaron hoy a La Paz con custodia policial y de los ponchos rojos, no pudieron ingresar a la histórica plaza debido al cerco policial que resguardaba el lugar. Sobrevino un enfrentamiento con piedras y palos, de parte de los marchistas contra gases, de la Policía.

Dos personas habrían quedado heridas en el conflicto que cesó cuando finalmente los manifestantes entraron y dieron vueltas por la plaza Murillo.

Al medio día, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, insto a los marchistas a no instalarse en la Plaza Murillo. “Esperamos que los marchistas puedan instalarse en los lugares que les asigne la Gobernación y bueno vean los mecanismos para escuchar sus demandas y debatir, pero no necesariamente  en la  Plaza Murillo”.

La autoridad gubernamental explicó que al tener en la plaza principal a instituciones de los máximos órganos del Estado, ameritaría un  trabajo  “en condiciones normales”, hecho que debe ser tomado en cuenta por la dirigencia de la movilización indígena que pide la modificación de la ley de protección al TIPNIS para que una carretera les posibilite el desarrollo.

La movilización indígena está escoltada con 500 policías y organizaciones afines al Gobierno. La dirigencia tiene planificado reunirse con el presidente Evo Morales a las 18.00 y mañana se prevé que la Asamblea Legislativa invite a la dirigencia a modo de bienvenida.

No hay comentarios: