Google+ Followers

jueves, 31 de marzo de 2011

Evo está jugando con fuego. no es lo mismo andar atacando al Imperio, a la DEA, a USAID que al gobierno de Chile. las reacciones no se dejarán esperar y la agresión será recíproca

El presidente Evo Morales  Ayma aseguró ayer que el Gobierno de Chile sólo buscó “perder el tiempo” en los cinco años de diálogo bilateral para solucionar la demanda marítima de Bolivia.
El Mandatario realizó esas afirmaciones después de que el canciller David Choquehuanca pidiera a autoridades y legisladores tener cautela con las declaraciones que emitan sobre el tema marítimo porque, “en caso de darse un juicio, pueden ser utilizadas en contra del pueblo boliviano”.
“Quiero ser muy sincero con ustedes y mediante ustedes con el pueblo boliviano. En los cinco años de diálogo, me he dado cuenta de que Chile sólo quiere hacer perder el tiempo”, afirmó el Presidente, en una reunión con alcaldes del departamento de Potosí.
“Son 132 años de diálogo sin resultados”, dijo al asegurar que la decisión del Gobierno de demandar a Chile ante tribunales internacionales “es un paso más para retornar al océano Pacífico con soberanía”.
Manifestó que quienes afirman que esta decisión es un retroceso, “es un mensaje de algún chileno. Esperar otros 132 años con diálogo, ¿qué se va a conseguir? Recordarán ustedes durante la dictadura el abrazo de Charaña, reuniones de cancilleres, nos hacían creer que estaba avanzándose, pero nada”.
Agregó que él, el canciller (David Choquehuanca) y el ministro de Defensa (Rubén Saavedra) presionaron para tener una propuesta formal, escrita de Chile que sea una base de negociación, sin embargo, “el presidente Sebastián Piñera respondió esta vez informal”. “Cuando exigimos la propuesta, por dónde va a ser la soberanía, no había. ¿Qué nos toca? Los tribunales internacionales. Por tanto, no es un retroceso, sino un paso más para seguir avanzando. Felizmente tenemos el apoyo de la comunidad internacional”, reiteró el Mandatario en una rueda de prensa ofrecida en Potosí.
Morales logró el mayor acercamiento con Chile durante el mandato de la presidenta Michelle Bachelet (2006-2010) y parecía que las relaciones continuarían así con Piñera.
El canciller chileno, Alfredo Moreno, el martes pasado advirtió que el camino judicial adoptado por Bolivia tendrá “un mal resultado” para el país.
Subrayó que el camino de diálogo bilateral que se desarrollaba en los últimos años, desde el Gobierno de Bachelet hasta hoy, “ha sido positivo”, en consecuencia, éste es “el camino que tenemos que transitar”.
Ante las declaraciones y contradeclaraciones que generó el anuncio del Gobierno de acudir a tribunales internacionales, Choquehuanca advirtió ayer que “cualquier declaración de dirigentes, autoridades, miembros de la oposición, asambleístas, en cualquier momento y en caso de darse un juicio, puede ser utilizada en contra del pueblo boliviano” en un tribunal internacional dentro de la demanda que Bolivia pretende interponer contra Chile. “Debemos tener cuidado”, insistió.
A tono con su recomendación, el Canciller eludió comentar posibles argumentos históricos y jurídicos de Bolivia en un eventual litigio internacional.
“No me gusta reaccionar sobre publicaciones, porque se dicen muchas cosas de ambos lados”, dijo.
Legislativo invitará a Canciller
El vicepresidente Álvaro García Linera dijo ayer que está considerando invitar al canciller David Choquehuanca a la Asamblea Legislativa para que explique la nueva política de reivindicación marítima que asumió el Gobierno de acudir a tribunales internacionales para lograr un acceso soberano al Pacífico.
En una improvisada rueda de prensa, García Linera dijo que compartía la recomendación del Canciller, que instó a todos a abstenerse de emitir opiniones sobre el tema marítimo porque podrían perjudicar las acciones que emprenderá el país ante tribunales internacionales. “El tema debe ser manejado y administrado con mucha seriedad por nuestro país”, sostuvo.
Con este objetivo, dijo que sería conveniente invitar al Canciller para que plantee a los legisladores “esa preocupación” y que, a partir de ello, se puedan generar reflexiones a fin de asumir “una actitud patriótica”.

Presidente de Diputados podría ser “plenipotenciario” del Gobierno

Dirección de Reivindicación
El Diario.- El presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, podría perfilarse para asumir la titularidad de la representación en la Dirección de Reivindicación o la representación plenipotenciaria que diseña el Ejecutivo para encarar el proceso de la demanda marítima. Ante estas versiones, el oficialismo negó que haya presentado su renuncia a la Asamblea Legislativa, pero aseguraron que el ex abogado de Evo Morales tiene respaldo pleno para asumir esta responsabilidad.
El jefe de bancada nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), Edwin Tupa, desmintió la supuesta renuncia de Arce, que circuló en pasillos del Legislativo. “Tenemos conocimiento que dicha información no confirmada provino de la Cámara de Senadores. En la Cámara de Diputados hay una estructura y pedimos el respeto de la misma y en ningún momento hemos considerado dicha renuncia por lo que respaldamos la gestión”, manifestó.
RESPALDO OFICIALISTA
Tupa dijo que los nueve jefes departamentales del MAS respaldan al presidente Arce para la continuidad de la gestión, debido a que éste fue electo por segundo año consecutivo para dirigir esa instancia legislativa, por lo que goza de toda la confianza de los miembros de la bancada del MAS para que pueda culminar la gestión 2011-2012.
Señaló que ante el anuncio presidencial, el pasado 23 de marzo de acudir a tribunales internacionales para que Bolivia logre una salida libre y soberana al Pacífico, el Gobierno nacional perfila el nuevo instrumento de reivindicación marítima, en el cual se manejan varios nombres de autoridades y ex autoridades para que asuman ese cargo, pero que la posibilidad de que el Presidente de Diputados sea postulado, aún no fue analizada por la Bancada.

Gabinete pospone creación de la Dirección Marítima

HAY DIVERGENCIAS SOBRE SU ESTRUCTURA
Los Tiempos.- Divergencias dentro el gabinete ministerial sobre quién presidirá la Dirección de Reivindicación Marítima y de qué instancia ejecutiva (Cancillería o Presidencia) dependerá pospusieron la aprobación del decreto de creación de esta instancia, que se encargará de encaminar la demanda internacional contra Chile para lograr una salida soberana al Pacífico.
Consultado sobre las razones por las que no se aprobó ayer el decreto, anunciado el martes por el propio presidente Evo Morales, ayer a la conclusión de la reunión ministerial, el canciller David Choquehuanca respondió que se informará de manera oportuna.
El ministro de Comunicaciones, Iván Canelas, confirmó que en la reunión de gabinete se consideró el tema y el gabinete jurídico trabaja en ello, “por lo que no se aprobó absolutamente nada. Una vez que termine su trabajo (de los ministros) se va a hacer una evaluación y se va a hacer conocer en cualquier momento la aprobación del gabinete”.
Sin dar más detalles, Canelas aseguró que se ha trabajado durante estos días sobre el tema y en unos días más estará concluido.
El diputado Javier Zavaleta desmintió la renuncia del presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, para asumir la conducción de esa nueva dirección, debido a que al momento no existía ninguna decisión al respecto, pues todavía estaba en debate el perfil del responsable de esa repartición. “Paciencia, en unos días más tendremos el nombre de quién va a asumir esa tarea”, pidió a la prensa.
Anotó que la persona o personas que se harán cargo tienen que ser versadas en litigios internacionales con credibilidad ante los actores y capacidad para llevar adelante la demanda, “por eso buscamos las personas idóneas que se hagan cargo”.
Tampoco está definida su estructura, pues tiene que conjugar una estructura colegiada que permita la participación de varios actores, exautoridades, actuales autoridades y organizaciones sociales que tienen que ver con el tema, y una estructura orgánica, una unidad administrativa con un portavoz con autoridad para tomar decisión y se tiene que ver de qué instancia va a depender: del Gabinete ministerial, de la Cancillería o la Presidencia, y su financiamiento, puntualizó el diputado.

Un analista sugiere prudencia, sobre todo al Presidente

Página Siete
El analista político Marcelo Silva sugirió ayer al presidente Evo Morales y a su entorno “prudencia” sobre el tratamiento del tema marítimo y no descartó que hayan sectores de la ciudadanía que realicen una serie de reuniones para debatir el nuevo rumbo que tomó la demanda marítima.
Entre tanto el diputado opositor Jaime Navarro pidió a Morales ser cauto en sus declaraciones y no cometa los errores de hace unos meses, cuando dijo que sería bueno que hasta el 23 de marzo Chile entregue una propuesta concreta a Bolivia.
Silva indicó que con la demanda se viene un trabajo “duro” y que en unos cuántos meses el Gobierno no logrará articular una demanda con todos los elementos para ser considerada en los tribunales internacionales.
“El Gobierno toma sus recaudos, el tema se puede desgastar siempre y cuando sea tocado constantemente; creo que el Gobierno está buscando guardarse el derecho de la información y el manejo mediático del tema marítimo. Este tema es fundamental para la legitimidad del Gobierno”, explicó Silva.
Agregó que esto puede derivar en que cualquier cuestionamiento, interpelación o solicitud de informe que pueda hacer la oposición será detenida, en el marco de esta disposición que manifestó el canciller.
Por su parte, el diputado Navarro señaló que se debe dar especial atención a la construcción de las políticas que lleve el Estado para tratar este tema.
“La recomendación del canciller debe escuchar el presidente Morales, debe ser más cuidadoso respecto de las opiniones que vierte, que no serán bien recibidas por instancias que después recibirán el planteamiento nacional en el marco del proceso internacional”, señaló.

No hay comentarios: