Google+ Followers

martes, 15 de marzo de 2011

desde Santiago La Tercera reseña el narcoescándalo con el narcogeneral refiriéndose a la solicitud de Evo de pedir informes a Chile y Estados Unidos sobre el suceso

El gobierno boliviano se quejó hoy de que Estados Unidos no le informó de las investigaciones previas ni de la operación para detener en Panamá el jueves pasado, por narcotráfico, al ex jefe de la fuerza antidrogas, general René Sanabria.

Fue el viceministro de Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, quien explicó que no tuvieron "ninguna información" ni de Interpol, ni del Departamento de Estado norteamericano vía la DEA (agencia antidrogas estadounidense), lo que a su juicio resulta extraño. En todo caso prefirió no adelantar mayores juicios hasta que finalice la investigación del caso.

Este argumento contrasta con el que entregó el fin de semana pasado, en una reunión con cocaleros del centro del país, en que en forma directa atribuyó la detención de Sanabria a que la DEA está "dolida" por su expulsión de Bolivia en 2008, cuando Sanabria estaba al frente de la policía antidrogas.

Tanto el Presidente Evo Morales como Cáceres son dirigentes de sindicatos de productores de hoja de coca, base para la producción de cocaína, aunque una pequeña parte de los bolivianos la usa también para el "acullico", el masticado tradicional de algunos pueblos andinos.

Sanabria fue extraditado de Panamá a Miami, junto con su presunto cómplice Marcelo Juan Foronda, acusados de estar preparando nuevos embarques de cocaína boliviana hacia Estados Unidos, a donde ya habían enviado 144 kilos en 2010.

El general fue jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico entre 2007 y 2009 y hasta ahora dirigía un grupo de inteligencia del ministerio de gobierno. Su captura y los crecientes decomisos de droga boliviana en distintos continentes han desatado una polémica sobre la responsabilidad de Morales en el auge del narcotráfico en el país.

Cáceres negó que el narcotráfico haya "perforado" las altas esferas del gobierno y la Policía, como aseguran líderes de la oposición, y calificó de "alta traición" la actuación de Sanabria.

"Ni se nos pasaba por la mente que un general de esa talla iba a estar inmiscuido en tráfico y sería cabecilla de esta red internacional de policías. Lamentamos, pero los delitos son de orden personal, no institucional", sostuvo.

Cuatro policías acusados en el mismo caso fueron enviados el lunes a prisión, en forma preventiva, y se presume que hay más agentes implicados. 

No hay comentarios: