Google+ Followers

sábado, 23 de enero de 2016

el "tata Pérez" bien enterado de la política de Espana ofrece un cuadro pesimista, aunque no marca como debiera que PODEMOS es como el masismo, el chavismo, el castrismo y que está por Cataluna para joder al Reino y desunir Espana.,

España vive un laberinto en el que los dirigentes políticos parecen extraviados. Hablan cualquier cosa y complican la situación institucional. Unos buscan la independencia de Cataluña, otros presidir el gobierno.
La apuesta de Carles Puigdemont, Presidente de Cataluña, para la creación de una República catalana independiente no parecer tener posibilidad de éxito.  La diputada del Valle de Arán leridano, francés por geografía pirenaica y español por su frontera, Mireia Boya, dijo en el Parlamento de Barcelona que discurseará en aranés y no en catalán. Un naipe más en la complicada baraja política catalana.
ETA asesinó a centenares de personas a tiro “sucio”, hace unos años,  para proclamar un País Vasco independiente tras haberle declarado la guerra al Estado español. La perdió. Muchos de sus pistoleros siguen en cárceles del territorio español.
Los Estados del siglo XXI no parecen dispuestos a fracturarse ni por las armas, ni por los votos. La Razón de Estado muestra una fortaleza que Puigdemont no entiende todavía. Mariano Rajoy se obstina en ser Presidente de un gobierno imposible por falta de apoyo. Ganó las elecciones parlamentarias de Diciembre recién pasado. Pero sin mayoría absoluta en las urnas ese proyecto le ha resultado imposible hasta ahora.
Pedro Sánchez, que logró en los comicios del mes pasado el peor resultado de la historia para su Partido Socialista Obrero Español (PSOE), busca dirigir una combinación política explosiva.  Pablo Iglesias de PODEMOS proclama sueños sin los votos necesarios. Alberto Rivera de CIUDADANOS tiene respaldo electoral marginal.
El Rey Felipe VI analiza alternativas para conseguir estabilidad gubernamental. Lo tiene difícil. El triunfo está en sus manos. ¿Vencerá? Una pregunta sin respuesta todavía.
Gracias, epi

No hay comentarios: