Google+ Followers

viernes, 8 de enero de 2016

primera cita de Paulovich en el 2016 cuando afirma que el Dakar es más peligroso que un sunami. es decir que el Referendo del 21 de febrero.

Macacha me dijo: “No se olvide compadrituy: en esta prueba automovilística de notoriedad mundial unos pocos ganarán prestigio y dinero, pero en febrero apostaremos por el futuro mismo de este nuestro querido país…
La prueba del Dakar que tendrá por escenario parcial el sur de nuestro territorio y pasará por Orinoca que es la cuna de nuestro Presidente Vitalicio ha sacudido fuertemente mi oficina periodística, pues mi única reportera y corresponsal me ha pedido que le preste mi motocicleta Harley Davidson para trasladarse a esa zona siguiendo los pasos del presidente Evo quien es el principal gestor de esa prueba en Bolivia junto a su cumpa, el ministro de la Presidencia señor Quintana, pagando –claro está– una millonaria suma en dólares para cada prueba anual.
Como todo se hace con plata, confieso ante mis lectores que presté mi motocicleta a la cholita cochabambina a cambio de una bonita suma de dinero que me ayudará a pagar los gastos de mi corresponsal a esta versión de la prueba mundial Dakar.
Llegando a la zona de tal prueba, amarrado a la cintura de mi fiel reportera, quien seguía los pasos del Presidente y su comitiva, por mi lado yo me dediqué a observar el escenario de la prueba y la destreza de los competidores, reconociendo los méritos de todos ellos, aunque sin dejar de percibir que Evo y su comitiva se encontraban corriendo otra prueba, una que culminaría con “el arribo de Bolivia a la feliz Agenda del Año 2025”, para lo cual tienen que vencer el referendo de febrero.
Cuando la cholita cochabambina nacida en Quillacollo mencionó ante mis largas orejas la carrera por el Gran Premio del Referendo, ambos reconocimos que esta carrera era mucho más peligrosa que la del Dakar que en estos momentos se realiza y costará mucho más dinero que Bolivia paga a los organizadores en París.
Puestos a conversar muy cerca de Orinoca, localidad orureña recientemente inscrita en la geografía mundial, dije a Macacha que la prueba del próximo referendo de febrero es más peligrosa y cara que esta “pruebita pichiruchi” que hoy admiramos los bolivianos. En el Dakar arriesgan su vida unos pocos y esforzados compatriotas, mientras que en el referendo millones de paisanos decidiremos la suerte de todos los bolivianos que formamos parte del Estado Plurinacional, Multilingüe y Folklórico.
Cuando mi comadrita y este viejo motociclista nos pusimos a sintetizar nuestras opiniones en el restaurante callejero de una cholita orureña asentada en Uyuni, Macacha me dijo: “No se olvide compadrituy: en esta prueba automovilística de notoriedad mundial unos pocos ganarán prestigio y dinero, pero no olvidemos que en febrero apostaremos por el futuro mismo de este nuestro querido país… la prueba del Dakar es menos peligrosa que el referendo de febrero…”
Montamos a mi poderosa motocicleta, recorrimos la ruta Dakar, pasando por Orinoca y llegamos a La Paz, nuestra sede periodística.

No hay comentarios: