Google+ Followers

miércoles, 20 de febrero de 2013

al grano Karen Arauz para relievar la maniobra del TCP (Tribunal Constitucional Plurinacional) qué título antipático, que después de "pretender buena letra" justifica su existencia para "permitir y avalar la reelección" ante el asombro de muchos que creyeron en el canto de sirena


UNA DE CAL, OTRA DE ARENA

Karen Arauz

El mensaje enviado a la ciudadanía por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) al declarar inconstitucionales tres de los artículos de la Ley de Autonomías (los otros seis son de relleno)  en un intento de aparentar independencia del Ejecutivo, late que no logró engañar a todos. Desde ya, la inconstitucionalidad de los artículos referidos a la suspensión de autoridades elegidas a sola denuncia, ha sido convenientemente dilatada hasta que no quedaran autoridades para defenestrar.

La "buena acción" del TCP, no es más que una preparación de lo que se viene y que será la constitucionalidad (?) de la re-reelección de Morales Ayma. Pensar en que exista alguna probabilidad de que las buenas acciones continúen, es ingenuidad. Es tan "envolvente" el accionar del Tribunal, que hasta logró que muchos de los voceros opositores, cambiaran la óptica con la que lo ven. Un halo de esperanza que el TCP tenía algo de independencia y de quizás no era tan masista como se pensaba, es una llave inglesa que los oficialistas piensan utilizar muy bien -se viene una catarata de spots- al momento de emitir su criterio, inapelable, sobre el proyecto de ley de Aplicación Normativa.

Se ha vuelto norma "madrugar" a los asambleístas opositores y para ello, la presidente del Senado revela grandes dotes. El tratamiento de este proyecto de ley, no figuraba siquiera en la agenda a tratar. Mucho menos el contenido de la misma. Claro, considerando que los que lo elaboraron incluyeron sólo el artículo 168, obviando ladinamente el parágrafo II de la disposición transitoria primera que es lo que los mata.

Como está muy en boga expresar,  en "un país serio"  la Asamblea Legislativa ni siquiera se animaría a presentar este proyecto de ley.  A un serio TCP  le tomaría media hora pronunciarse de inconstitucionalidad,  si pudieran cumplir con la  observancia de la CPE, sin tener que inventar vericuetos que justifiquen la razón por la que están donde los pusieron.

En las maniobras tan alambicadas para acomodar la Constitución al gusto del consumidor, no debiera quedar más en todo caso, que un referéndum ciudadano para modificarla.

Pero no seamos naif.  La re-reelección va.  O alguien puede dudarlo después de las declaraciones que a semejanza de un César hiciera Evo Morales.  Su promesa del 2009 para viabilizar la aprobación de la CPE, que  no se presentaría a una tercera elección, se la pasa por el forro como una docena de cosas que dijo en uno de esos sus momentos de ofuscación demago-mesiánica.

Según su criterio, los senadores de su partido se equivocaron al mandar la consulta al TCP . Como bien anota, el no es abogado, ni siquiera constitucionalista,  por lo que una libre interpretación de la Constitución, es de lo mucho que innatamente sabe o ha adquirido por ósmosis de sus asesores chapareños, quienes además, son los encargados de decretar su candidatura.  Aquellos bolivianos que se oponen a su lectura infalible del texto constitucional, serán considerados "vende patria". Están empezando a ponerse altamente preocupantes las conductas antisociales que denota el Presidente.

Es por todos conocida su debilidad  por las "luces centrales" de todos los escenarios posibles. Es indudable la mella que han hecho en su personalidad, las loas de sus seguidores que en retribución gozan de los favores presidenciales y que son la causa de que pierda las perspectivas, creando para sí, una realidad propia y singular.

Al margen de ser esto lo más importante que políticamente está aconteciendo, SE ha decretado la nacionalización de SABSA, poniendo a los españoles en una disyuntiva por lo discordante con las más elementales reglas de la cortesía a y la diplomacia. "Si el gobierno de España no quiere tener relaciones con Bolivia, está bien. Yo mantendré mis relaciones con los movimientos sociales españoles."  Una muestra más, de hacia dónde cree que puede encaminar el destino de este país.

Las formas a veces son más importantes que el fondo de las cosas. Con esa pendenciera manera de tomar posesión de las instalaciones de las empresas que nacionaliza, le hace un flaco favor a Bolivia. Nos guste o no -más lo segundo que lo primero- por lo menos en lo formal y por ahora, es la persona que representa a los bolivianos aunque cada vez sean menos.  Totalmente innecesario el despliegue de efectivos militares armados, para controlar instalaciones donde apenas existe una decena de funcionarios de su planta ejecutiva puesto que sus trabajadores bolivianos, han sido perfectamente convencidos que patriótico, soberano y  de machos hacer las cosas así. 
                                       
Lo más probable es que las elecciones inconstitucionales se nos vengan  encima. La sabiduría popular que a veces no falla, no dejará pasar desapercibido que la sumatoria del poder unida a un culto a la personalidad desproporcionado, no es lo que esperaban al momento de depositar sus votos.  Surgen acciones no calculadas como es el caso del paro cívico en Oruro, que no permite que su aeropuerto sea re-bautizado ni siquiera por el nombre de Evo  Morales Ayma, supuesto hijo predilecto al menos de Orinoca.  Y al parecer, pese a las instrucciones de que  no deben existir librepensadores en los adscritos al proceso de cambio, aún tímidas pero inequívocas señales de desobediencia demuestra el pronunciamiento de la COD de Tarija, para quienes dos períodos, parecen ser más que suficientes.

Karen Arauz

No hay comentarios: