Google+ Followers

viernes, 14 de febrero de 2014

Caracas se tiñe de sangre. es la sangre generosa de jóvenes que cansados de soportar los males de la dictadura chavista, salen a las calles y piden que cese la violencia.

Las calles de Caracas el miércoles están realativamente tranquilas, pero la gente no: la tensión se siente en cada interacción y conversación.
En un recorrido por la ciudad, BBC Mundo vio varios enfrentamientos verbales que no tenían nada que ver con las protestas.
la foto y el texto (segmento)  de larga crónica de la BBC Mundo que puedes ver los lectores

El robo de un local en el barrio de Chacao, por ejemplo, motivó la llegada de al menos 150 policías en moto.
En el este de la ciudad se oyó a la gente sonando sus cacerolas desde sus ventanas en forma de protesta y cientos de estudiantes marcharon en esa misma área, de mayoría opositora.
Las universidades estuvieron cerradas y los negocios atendieron a medias. Las atascos de carros también fueron más leves de lo normal en las zonas que no estuvieron cerradas por las protestas.
Sobre las calles se vieron los escombros de los pequeños incendios que dejaron las protestas del miércoles.
Y, en el lugar de la manifestación, la Fiscalía, restauraron los daños y al frente se reunieron chavistas en forma de tertulia.

No hay comentarios: