Google+ Followers

domingo, 18 de diciembre de 2011

La Tercera de Santiago pone en primer plana la denuncia de Rubén Costas por el golpe de estado que defenestró al gobernador del BENI. Evo va aniquilando uno a uno a sus opositores para instaurar su autarquía.

La oposición boliviana denunció este sábado la "aniquilación política" por parte del partido oficialista Movimiento al Socialismo (MAS)y el gobierno del Presidente Evo Morales. Esto tras la suspensión del gobernador de la región amazónica de Beni, Ernesto Suárez.

El gobernador del departamento boliviano oriental de Santa Cruz, el opositorRubén Costas, dijo que los opositores rechazan "la sistemática aniquilación de la oposición política en Bolivia, que sólo persigue el avasallamiento del pueblo boliviano, privándolo de su legítima representación y derechos". 

Costas es el único opositor que mantiene el cargo de gobernador después de la suspensión de Suárez producida la noche del viernes, y de la de Mario Cossíoocurrida hace un año en el departamento sureño Tarija. 

El MAS y el conservador Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que controlan la asamblea beniana, suspendieron a Suárez tras leer un informe de la fiscalía sobre una supuesta malversación de fondos en la reparación de un motor eléctrico para un pueblo.

En su lugar, fue designado como gobernador interino Haisen Rivera Leigue, del MNR, a quien Suárez acusó de tener "una ligazón demasiado estrecha todo el tiempo" con el MAS. 

Además de los gobernadores, han sido suspendidos al menos cinco alcaldes opositores, incluidos los de las ciudades de Potosí (suroeste) y Sucre, la capital constitucional de Bolivia, donde mañana se elegirá a un nuevo alcalde. 

En los próximos días, un juez de La Paz analizará la posibilidad de ordenar el arresto del gobernador Costas en el marco de un juicio que le sigue un fiscal paceño por el delito de desacato.

No hay comentarios: