Google+ Followers

sábado, 7 de noviembre de 2015

pregunta seria de Carlos Valverdeal más alto tribunal del Estado. cómo es posible que no guarde ni siquiera las formas y repita al pie de la letra lo que le manda el Ejecutivo en materia de los tiempos constitucionales? a quién pretende engañar? es el colmo de la iniquidad tanta irresponsabilidad.

Pregunto: ¿cómo puede ser que el más alto tribunal del Estado acepte semejante redacción? ¡Es que no se guardan ni siquiera las formas!
El procurador del Estado Héctor Arce Z. se queja permanentemente y, no sin razón, del mal desempeño del Sistema Judicial del país y asume, como uno de los ideólogos, el fracaso de la llamada “Revolución de la Justicia” del Gobierno que él integra; pero no se ha sabido que se haya pronunciado sobre el aberrante fallo Constitucional que da luz verde a la reforma constitucional para permitir, no sólo una reelección más (hasta eso pudiera ser pasado por alto y camuflado en legalismos políticos) sino que aprueba que:
“Por disposición transitoria de la Ley de Reforma Parcial a la Constitución Política del Estado, se considera como primera reelección al periodo 2015-2020 y la segunda reelección el 2020-2025”.
La política, a la que, Aristóteles, Maquiavelo, Bismark y Churchill tuvieron la decencia de llamarla “el arte de lo posible”, se ha desvalorizado tanto que ahora se la considera ni más ni menos que “el arte de lo imposible”, de manera que no es raro que el partido político en función de Gobierno, cuya tendencia autoritaria y poco democrática (democracia formal) haya decidido usar a todas las instituciones del Estado para romper la institucionalidad del Estado, reformando a gusto la Constitución.
Uno puede esperar cualquier cosa del poder político; lo que no puede admitir es que el Tribunal Constitucional, que se supone es integrado por gente entendida en derecho constitucional, administrativo, en DDHH acepte que, después de nueve años en el Gobierno, de varias elecciones a cuestas y, una habilitación “constitucional” para la reelección, se considere que “esta es la primera reelección”.
Pregunto: ¿cómo puede ser que el más alto tribunal del Estado acepte semejante redacción? ¡Es que no se guardan ni siquiera las formas! Pareciera que el tiempo en el Gobierno y los periodos constitucionales no cuentan para el poder encargado del control de constitucionalidad de las leyes; pareciera que la “verdad material”, es decir esos nueve años y las consecutivas elecciones ganadas por don Evo Morales no son antecedentes al momento de aceptar una redacción como la actual vigencia de parte de los tribunos que nos dan cuenta de: o su militancia en el partido de Gobierno o de su temor al poder; en cualquiera de los dos casos el resultado es el mismo: se vulnera el principio de alternancia que valida la democracia representativa y… se justifica más la necesidad de ajustar la administración de la justicia en Bolivia, en todas sus reparticiones
El autor es comunicador

No hay comentarios: