Google+ Followers

sábado, 7 de mayo de 2011

Los Tiempos nos ofrece la crónica de lo sucedido en la Asamblea donde García Linera maniobró para evitar una decisión más justa y democrática

El Movimiento Al Socialismo (MAS), con su mayoría en la Asamblea Legislativa, aprobó ayer el reglamento para la preselección de candidatos a magistrados del Órgano Judicial ignorando las propuestas y críticas que hicieron la oposición, las Naciones Unidas, organizaciones de la prensa, el Defensor del Pueblo y los colegios de abogados, sobre todo con relación a la calificación de méritos y la libertad de información.
La normativa fue aprobada por la mayoría oficialista ante el fracaso de las negociaciones en la Comisión Multipartidaria.
La sesión comenzó a las 16:00 del jueves y terminó ayer pasadas las 8:00.
Tras la aprobación de la norma, el vicepresidente Álvaro García Linera insistió en que se llegó a un consenso con la oposición en 18 de los 21 artículos del reglamento. Sin embargo, los opositores aseguran que no hubo acuerdos de fondo en los temas polémicos y que al proyecto inicial se le realizaron únicamente algunos cambios de forma.
Uno de los puntos de disenso fue la calificación de méritos y logros académicos de los postulantes a magistrados del Órgano Judicial, como los tribunales Supremo y Constitucional.
El MAS ha rechazado las exigencias de la oposición sobre la calificación con méritos, porque considera que no todos los sectores tuvieron oportunidades de acceder a la educación superior en niveles de posgrado.
"Hay una meritocracia segmentada a un conjunto de clases sociales que aún discriminan a otras. No se puede implementar esa figura porque sería dejar de lado a los representantes de una inmensa mayoría de la población que no tiene los recursos (...) para optar a una maestría o un doctorado", justificó Linera.
El oficialismo ignoró la recomendación de la Oficina en Bolivia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que destacó la importancia de fijar "criterios objetivos y claros para calificar los méritos y competencia profesional de los candidatos".
En declaraciones a Efe, la senadora opositora Centa Reck afirmó que la imparcialidad e independencia de los aspirantes estará en entredicho porque serán preseleccionados por voto de la mayoría oficialista, que controla dos tercios del Congreso.
La norma aprobada tampoco tuvo en cuenta las críticas del Defensor del Pueblo, Rolando Villena, la oposición y organizaciones de medios y periodistas respecto a la censura previa que establece la ley del Régimen Electoral para la elección de magistrados.
Esa norma prohíbe a los medios informar sobre los aspirantes a los altos tribunales, ni éstos pueden hacer campaña en la prensa, la internet e incluso por teléfono.
Reck señaló que se logró "una mínima flexibilidad" para que los medios puedan difundir el proceso de preselección de candidatos que hará el Congreso, dominado por el oficialismo, pero no podrán hacer entrevistas a postulantes ni realizar denuncias en su contra.
El  Movimiento Sin Miedo (MSM) consideró "insuficiente" el plazo de 60 días que tendrá el parlamento para preseleccionar a los candidatos que se presentarán a la votación de octubre, dijo la diputada Marcela Revollo.
Según Revollo, el plazo impedirá a los profesionales "más destacados" postular a estos cargos "en igualdad de condiciones" respecto a aquellos aspirantes "ligados" al Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales.
La senadora Reck opinó que el reglamento "conservó los aspectos" que, según la oposición, "van a seguir dañando la credibilidad del Órgano Judicial y la administración de la justicia misma".
El diputado Javier Zabaleta explicó que en el reglamento se establece que en el proceso de selección de candidatos podrá participar cualquier medio de comunicación, pero en el caso de los medios estatales la transmisión será obligatoria.
Además se aprobó una resolución en la que se solicita al Órgano Electoral elabore una reglamentación sobre la difusión del proceso electoral y el perfil de los candidatos.
El diputado del MSM, afín al oficialismo, negó que este reglamento imponga “restricciones” y prefirió usar el término de “control”.
“Si un  medio de comunicación no es equitativo con los postulantes no es equitativo con los candidatos merecerá sanciones”, explicó.
La diputada de Unidad Nacional, Elizabeth Reyes lamentó que una vez más el oficialismo se haya salido con su gusto aprobando el reglamento a su medida.
“Una vez más ha sucedido lo que nadie quería en el país, no vale la meritocracia, el MAS no acepta calificación en función a sus méritos, y quiere una lista en la que por consenso político se elegirá a 125 masistas y le dirá al país que vote por ellos”, señaló.
Sugerencias para el Órgano Electoral
La Asamblea Legislativa, a través de una Resolución aprobada ayer, recomendó al Órgano Electoral aprobar un reglamento, en base a sus atribuciones, que posibilite la propaganda mediática de los candidatos a autoridades del Órgano Judicial.

“Hemos redactado una Resolución, en el marco del respeto absoluto al Órgano Electoral, sugiriéndole que apruebe un reglamento que tiene que ver con la propaganda de los candidatos, para dar más apertura a que la gente conozca, se entere de la trayectoria y las ideas de los candidatos de manera homogénea e igualitaria, sin necesidad de cambiar la ley”, explicó el vicepresidente Álvaro García Linera.

Dijo que la Resolución sugiere al ente electoral que se permita a los candidatos estar en televisión y acceder a entrevistas que tengan que ver con su carrera y trayectoria, para que todos los candidatos tengan la misma oportunidad de darse a conocer a la opinión pública.

Para la difusión de méritos de los postulantes, señala la resolución, se deberá tomar en cuenta un régimen especial de propaganda.

No hay comentarios: