Google+ Followers

miércoles, 18 de febrero de 2009

la razón ha realizado notable trabajo de seguimiento y recopilación del crimen y atraco vinculados a Santos Ramírez, como lo podemos ver aquí:


INVESTIGACIÓN • Así lo afirma el presidente de la comisión especial de senadores que indaga el caso de corrupción y del volteo. Pero, dice que aún falta gente de YPFB y de Catler-Uniservice.
El presidente de la comisión especial de la Cámara de Senadores, Wálter Guiteras, señaló ayer que la Fiscalía tiene cerrado al círculo más cercano de la corrupción que presuntamente encabezaba el ex presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos Santos Ramírez, pero precisó que falta indagar a más implicados dentro de la estatal y de la empresa Catler-Uniservice.
Hoy, la comisión presentará un informe sobre su trabajo. “Hay varias etapas de la investigación. En la primera están Santos Ramírez y el círculo próximo en términos de la empresa, YPFB”, aseveró el legislador.
Según una declaración que Guiteras ofreció a este medio, Ramírez utilizó a círculos del comité de concertación de la empresa, y otro de adjudicación, para establecer su red de corrupción.
Mencionó en el ámbito más cercano al ex viceministro de Desarrollo Energético Misael Gemio, “quien vino desde esa entidad y era del ámbito íntimo de decisiones. También está Esther Carmona, quien era su jefa de gabinete en el Senado, luego se la llevó a la bancada, y después como vicepresidenta de la empresa YPFB Servicios e Industrias Petroleras SA (SIPSA)”.
Luego complementó que también es indagado “el señor Rodrigo Carrasco, ex policía, y la persona que se perdió con el petróleo reconstituido”.
Guiteras se refiere a un barco que transportaba 300 mil barriles de petróleo reconstituido (recon) de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y que paseó durante dos semanas por las costas marítimas de América del Sur, Centroamérica y Norteamérica en busca de un comprador, debido a que la estatal petrolera fue engañada por una compañía que presentó una boleta de garantía sin validez para comprarlo.
“Al final se vendió en Venezuela. Además, este señor tenía el croquis de dónde iba a ser el soborno y los montos (del volteo). Por eso se lo investiga”, acotó.
Sin embargo, el presidente de la comisión advirtió que “aún falta el segundo proceso de la investigación. Me refiero a la identificación de las responsabilidades de por lo menos 12 personas de la petrolera, una lista proporcionada por la doctora (Nardi) Suxo (ministra de Transparencia), que tendrán que ir por diferentes caminos”.
En la tercera etapa, dijo, están Javier Navía y Gonzalo Aramayo. “Los fiscales deberán determinar cómo intervienen en la acción del soborno, si están en la acción del volteo y si tienen un grado de complicidad en el tema del asesinato”.
Finalmente, detalló que el cuarto nivel es la empresa Catler-Uniservice, “que se adaptó a un mecanismo de corrupción, no cumplió una serie de normas o se las facilitaron. Por lo tanto, hay que investigar tanto a quien recibe un soborno como al que lo entrega”, especificó.
Capturan al garzón de Córdova en un curioso operativo
La Policía dijo que halló parte del supuesto botín de 450 mil dólares en un operativo de rutina. Quien lo llevaba es un empleado del local El Caballito. Fuentes cercanas a ellos revelan que el dinero era el “costo del silencio”.
El empleado de mayor confianza de Ernesto Córdova, propietario del local El Caballito, fue detenido la madrugada de ayer en un curioso operativo realizado en la tranca de Urujara y fue presentado al final de la tarde, con el anuncio de que lo capturaron con parte de los 450 mil dólares volteados el 27 de enero a Jorge O’Connor.
Lucio Lazo Contreras (29 años), garzón de El Caballito y con un amplio prontuario policial, fue capturado con la suma de 132.800 dólares cuando supuestamente se dirigía a la localidad de Palos Blancos, al norte de La Paz.
La Fiscalía de Distrito aseguró que Lazo llevaba el dinero que fue arrebatado en la avenida Tejada Sorzano en el crimen que destapó el mayor escándalo de corrupción en el actual Gobierno. Sin embargo, las circunstancias del operativo y fuentes cercanas a los Córdova plantean dudas sobre la hipótesis de los investigadores.
Lazo fue detenido en una requisa de rutina y casual realizada por los efectivos antidrogas que tienen base en La Rinconada. El hecho ocurrió a las 0,45 de ayer. Es decir que el personal de Umopar se habría trasladado desde La Rinconada —ubicada a kilómetros más allá de La Cumbre— hasta la tranca de Urujara, a minutos del barrio de Villa Fátima, en busca de droga y se habría encontrado con Lazo, quien se resistió a la requisa en una primera instancia.
“(Lazo) estaba en un vehículo de transporte público que se dirigía a Caranavi (Yungas) y posteriormente hasta Palos Blancos. Estaba llevando en un bolso y no permitió la revisión de las pertenencias que tenía, pero nuestro personal logró identificar, percibir y evidenciar que tenía ese dinero”, afirmó el jefe departamental de la Policía Antidroga, coronel Fernando Amurrio.
Según el jefe policial, el dinero “estaba seriado en fajos correlativos” en un bolso y camuflado.
Anoche, en instalaciones de la Fuerza Anticrimen, el fiscal de Distrito Jorge Gutiérrez presentó al detenido y confirmó que Lazo es una persona cercana a Ernesto Córdova. “Trabajaba y vive en la casa de Ernesto Córdova, en El Caballito, y estaba yendo a los Yungas, a Palos Blancos (…). Una persona con 132.800 dólares es de admirarse”, dijo. Otras fuentes explicaron que tiene acusaciones de trata de personas y volteo a personas ebrias.
Este medio realizó las averiguaciones sobre el horario de salida de buses hacia Palos Blancos, y la información lograda señala que el horario tope de salida de buses hacia Caranavi son las 22.00. Entonces, de haber sucedido de esa manera, el vehículo en el que iba Lazo habría demorado casi dos horas en llegar hasta la tranca de Urujara, donde las requisas antidrogas son inusuales, según constató este medio en otras ocasiones.
Ahora, allegados a la familia Córdova revelaron a La Razón que personas interesadas en el caso ofrecieron dicha cantidad de dinero a los hermanos Córdova a cambio de su silencio. Según la denuncia, la anterior semana un emisario visitó a los hermanos Córdova en el sector de La Posta de San Pedro y les ofreció 50 mil dólares, en un principio.
Ellos habrían aceptado el trato, por lo que enviaron a Lazo a recoger el dinero el lunes en la plaza Villarroel de La Paz, donde Lazo se encontró con que la suma excedía lo acordado.
“Fue también a cambio de que Ernesto y Luis Fernando no se metan, pero agarran al garzón de Ernesto llevando el dinero; aparece como que estaba yendo a los Yungas, pero en realidad iba a guardar el dinero en otro lado”, relató un familiar.
La Policía admitió que Lazo fue capturado a las 0.30 del martes, pero no explicó por qué fue presentado a las 19.00, a pesar de que el detenido se protegió en el derecho al silencio.
Lazo permaneció en celdas de la FELCN, donde recibió la visita de policías, según afirmaron fuentes de la pesquisa, y luego fue remitido al Ministerio Público en la tarde.
La supuesta novedad hizo que la Fiscalía suspenda la declaración programada para las 17.00, la de Rodrigo Carrasco, ex funcionario de Yacimientos y testigo “clave” en el caso.
La mañana del 27 de enero, a dos cuadras del local El Caballito, un grupo de delincuentes cometió un volteo de 450 mil dólares y que costó la vida del empresario Jorge O’Connor D’Arlach.
Ayer, en la oficina de la FELCC, Lazo permaneció junto a los fiscales para prestar sus declaraciones informativas, pero no emitió declaraciones.
Luego de casi una hora, el detenido fue llevado a una sala de la Policía y fue presentado a los periodistas. El fiscal de Distrito Jorge Gutiérrez declaró a la prensa y ordenó el traslado de Lazo a celdas de la Policía Judicial en la calle Genaro Sanjinés.
Según la Policía, Lucio Lazo cuenta con antecedentes penales y el fiscal Jorge Gutiérrez confirmó que fue acusado de robo.
La mañana del 27 de enero, el representante en Bolivia de la empresa Catler-Uniservice retiró 450 mil dólares del Banco Unión para pagar una supuesta “coima” al ex presidente de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos Santos Ramírez, tras la adjudicación de su empresa con un proyecto de la estatal.
Sin embargo, al llegar al domicilio en la avenida Tejada Sorzano, cinco delincuentes lo interceptaron y le arrebataron el dinero. La resistencia provocó que uno de ellos dispare a O’Connor y termine con su vida.
Dos días después del hecho, la Policía presentó a tres supuestos autores materiales e informó que se recuperó 80 mil dólares del botín. Luis Fernando, quien fue socio del empresario, y su hermano Ernesto fueron acusados de ser los autores intelectuales del volteo y ahora los cinco acusados guardan detención en el penal.
“Trabaja y vive en la casa de Ernesto Córdova, en El Caballito, y estaba yendo a los Yungas, a Palos Blancos”.

No hay comentarios: