Google+ Followers

domingo, 27 de julio de 2014

fallecido mi padre antes de cumplir los once, mis hermanas decidieron mi traslado de Potosí a Sucre y fui inscrito en el Colegio Don Bosco que pasó a ser mi hogar durante casi seis años. ese dichoso tiempo de estudiante me marcó para toda la vida como Hijo de Dios y de María Auxiliadora, de ahí que al cumpllir el bicentenario de su presencia en Bolivia, me adhiero a este primer homenaje.

Giovanni Melchiorre Bosco, mas conocido como Don Bosco, se apresta a cumplir sus 200 años de existencia, y por ello la comunidad salesiana de todo el mundo, incluyendo Bolivia, están preparando una serie de agasajos para conmemorar su aporte a la humanidad, principalmente a los niños que han sido su fuerte, educándolos en todo los rincones del planeta y aportando conocimiento para que tengan un medio de subsistencia.

En Santa Cruz, los salesianos se encuentran entusiasmados por que van a vivir un encuentro nacional y no descartan que una comisión viaje a Turín, Italia, lugar de nacimiento de este líder religioso que se reunirá el próximo año. 

Su llegada a Bolivia. El aporte de los salesianos en Santa Cruz y Bolivia, ha sido muy significativo, ellos llegaron el año 1896 por el pedido expreso del entonces presidente Severo Fernández Alonso Caballero, para que se hicieran cargo de los niños abandonados en enfrentamientos bélicos previos a la guerra del pacífico y que no tenían hogar.
Es así que la primera comitiva de salesianos, llega a La Paz y comienza la dura tarea de levantar e instituir un hogar de acogida y enseñanza. Pronto esta labor, se menciona que en poco menos de 4 años, avanza y llega a Cochabamba y luego Santa Cruz. Es en la comunidad norteña de Montero donde llega el primer grupo, que se asienta en unos terrenos cedidos por el estado, que antes ocupaba la empresa estatal de caminos, allí fundan Muyurina, donde primero instruyen a los chicos en labores agrícolas.

Cora Osuna de Frerking donó los terrenos para el colegio. Pasan los años y su labor ya es reconocida por la comunidad local y consiguen que una familia benefactora ceda terrenos, entre 4 a 5 hectáreas, en la zona donde hasta hoy, se encuentra el colegio Don Bosco, ubicado sobre la calle Gualberto Villarroel, zona del Parque Urbano.
"Con mucho esfuerzo y dedicación, poco a poco levantamos un par de aulas, donde se comenzó la tarea educativa", recuerda el padre Ciro Montemuro, que luego de muchos años como director, ocupa el cargo de administrador del colegio. Montemuro recuerda que en aquellas épocas llegar desde Montero a la capital era complicado y por ello visitaban el terreno cada 3 a 4 meses, esa situación casi los hace perder los predios, pues gran parte fue avasallada y otra ya estaba en miras del municipio, que planeaba un mercado para ese lugar.

Las obras comienzan a multiplicarse en Santa Cruz. Con el paso de los años y el aporte de los padres de familia que acogieron con mucho agrado, la forma en la que los religiosos instruían a los chicos, el colegio fue creciendo y la labor se expandió con el nacimiento de la obra Miguel Magone en la zona de La Cuchilla y ya en la década de los 90 con los hogares de acogida, ubicados en la zona del barrio 4 de noviembre. "Hoy en día, las enseñanzas de Don Bosco se ven reflejadas en muchos profesionales y hombres de bien que han pasado por nuestras aulas, chicos que no tenían esperanza de estudio y capacidad para ser autosuficientes, son profesionales, ese es el gran legado de Don Bosco que hay que celebrar", menciona el padre Montemuro.

Del colegio a la universidad. La obra de los padres salesianos nunca permanece inmóvil y es así que desde hace algunos años ya cuentan con una pequeña universidad, ubicada en el mismo bloque del colegio, donde por el momento solo se ofertan 2 carreras; Pedagogía y ciencias de la educación, además de los cursos virtuales.
En esos terrenos, se encuentra la parroquia María Auxiliadora y el teatro, que forman parte de un bloque de edificios que representan con su magnitud, el gran aporte que han realizado a la comunidad boliviana.
Biografía
Don Bosco creció como peón en una familia campesina
Juan Melchor Bosco Ochienna más conocido como Don Bosco (I Becchi, 16 de agosto de 1815 - Turín, 31 de enero de 1888) fue un sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX. Fundó la Congregación Salesiana, la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano, el Oratorio Salesiano y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Promovió la Asociación de Exalumnos Salesianos, el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema Preventivo para la formación de los niños y jóvenes y promovió la construcción de obras educativas al servicio de la juventud en Europa y América.

No hay comentarios: