Google+ Followers

sábado, 14 de junio de 2014

Roxana Escóbar de El Deber describe la acción de mal tiempos las lluvias y las aguas que destruyeron parte de lo construido en las últimas semanas en El Trompillo y avenida G77. los técnicos reconocen carencias y prometen soluciones.

Roxana Escobar - rescobar@eldeber.com.bo
La torrencial lluvia que cayó ayer, desde las 9:30, desnudó la fragilidad de las obras ejecutadas con miras a la Cumbre del G-77+ China e inundó casi toda la ciudad en apenas cuatro horas de intensa precipitación.


Dos obras, las más grandes por su inversión económica, la alameda El Trompillo (costó Bs 20 millones) y la avenida G-77 + China (Bs 153 millones), quedaron anegadas e incluso sufrieron deterioro.
En el caso de la alameda, las plantas ornamentales fueron arrancadas por el agua, aunque unas vecinas salvaron algunos arbolitos. El canal de drenaje de este paseo, que fue cubierto con una plataforma de cemento, no soportó la fuerza de las aguas y rebalsó, pues la cubierta se derrumbó. Algunos vecinos miraban atónitos lo ocurrido con esta obra, estrenada el miércoles. Mientras tanto, en la avenida G-77 + China, dos de las tres curvas que posee la ruta en los 11 kilómetros de extensión quedaron bajo el agua. De hecho, a las 11:00 un grupo de obreros, ayudados por maquinaria, intentaba desaguar, mientras los vehículos que trasladaban a los dignatarios y diplomáticos desde el aeropuerto Viru Viru hasta sus hoteles disminuían la velocidad para evitar accidentes.
Faltan alcantarillas
Freddy Arauco, secretario de Obras Públicas del gobierno municipal, explicó que debido a la demora de los dueños de los terrenos por donde pasa la avenida G-77+ China no hubo tiempo para construir alcantarillas. “En principio, los dueños de los terrenos no nos permitían trabajar, y cuando aceptaron ya no daba tiempo para hacer las alcantarillas”, dijo el funcionario y aseguró que en ambos sectores está previsto colocar ductos.
Con respecto a la alameda, indicó que el tiempo no permitió colocar las rejillas ni retirar los puntales que se encuentran debajo de la plataforma de cemento que cubre el canal, ya que se debe esperar que esta tenga resistencia, pero aclaró que pronto se lo hará.
El mal tiempo corrió a vecinos
Los lugares donde se esperaba que los vecinos puedan apostarse para observar la llegada de las distintas delegaciones, como el cambódromo y la franja que comprende desde el cuarto anillo de la avenida Mutualista hasta Equipetrol, lucieron desiertos. Solo se observó un grupo que, desafiando el aguacero, armó una precaria carpa a la altura del quinto anillo del cambódromo para observar el paso de los mandatarios.
Reclamos y caos 
A pesar de la intensa lluvia, varios vecinos que viven próximos al hotel Cortez tuvieron que aguardar muchas horas bajo el agua para recibir sus credenciales que les permiten circular mañana y pasado mañana. Esto provocó molestias y reclamos.
La lluvia también desnudó la alteración en el plan de seguridad, pues en los lugares donde se indicó que habría efectivos policiales no los hubo, la intensa lluvia los corrió y, en otros casos, hubo confusión por el corte de vía, fue el caso del hotel La Quinta
Senamhi dice que fue lluvia extraordinaria
 De acuerdo con el reporte brindado por Meteorología de Aasana Viru Viru, ayer llovió 128 milímetros (128 litros por metro cuadrado) desde las  9:30 hasta las 19:00, lo que significa que fue una precipitación extraordinaria. Debido al mal tiempo, el aeropuerto El Trompillo  dejó de operar.
Javier Gunter, pronosticador de turno, dijo que el frente frío que estaba previsto que ingrese a la capital cruceña este viernes fue fuerte y estuvo acompañado de tormentas eléctricas y cielo cubierto, por lo que la inestabilidad duró toda la jornada.  
Para hoy se espera que el tiempo mejore paulatinamente. Estará nublado, pero no habrá mucha precipitación.
Se espera una temperatura mínima de 13 grados y una máxima de 23. Para el domingo se pronostica buen tiempo, pues la temperatura máxima irá en ascenso.

No hay comentarios: