Google+ Followers

domingo, 2 de junio de 2013

para poder reelegirse Fujimori recurrió en Lima a los mismos trucos que Evo en La Paz, aunque al final el Congreso terminó por destituírlo y hoy está en la cárcel por delitos de lesa humanidad en la violación de DDHH

Al igual que Evo Morales, Alberto Fujimori hizo aprobar en el Congreso de Perú una polémica ‘Ley de Interpretación Auténtica’, en Bolivia fue denominada como ‘Ley de Aplicación Normativa’, para habilitarse a una nueva candidatura, la misma tenía el mismo tenor que la norma promulgada por Álvaro García Linera: el mandato con la anterior Constitución no se cuenta y el presidente queda habilitado para una nueva postulación.


Tanta es la similitud entre ambos casos, el de Evo Morales y el Alberto Fujimori, que el Tribunal Constitucional de Bolivia consultó el caso peruano durante la evaluación de la consulta respecto a la habilitación de Evo Morales para las elecciones de 2014, así lo reconoció en Perú el presidente de esta instancia, Rudy Flores, que además reveló que también se revisó el caso de Álvaro Uribe en Colombia, donde el Constitucional rechazó este intento.

Así lo asegura el diario peruano La República, que señala que si bien Flores reveló que se revisaron ambos casos en ningún caso la fórmula de Fujimori fue un modelo para avalar la segunda reelección de Evo Morales, fallo que la autoridad defendió de forma tajante desde Arequipa.

La decisión se hizo con base legal y tomando la verdadera legitimidad que es dar la oportunidad al soberano pueblo boliviano a que tome una decisión en la urnas", dijo Flores, según señala el citado diario.

Al ser consultado si no existía el riesgo de ingresar en una dictadura civil, como sucedió con Fujimori, Flores rechazó esta posibilidad: "en 28 años de democracia,  siempre se ha respetado la Constitución y eso continúa", respondió.

Lo cierto es que la fórmula masista es un calco a la fórmula fujimorista: el presidente peruano emitió una ley que llegó a ser discutida en el Tribunal Constitucional (conocida como de interpretación auténtica) donde se disponía que como la Constitución de 1993 permitía la reelección inmediata y Fujimori había sido elegido con la Constitución de 1979, su primer mandato no era computable y tenía derecho a postular a un tercer periodo.

A diferencia de Bolivia, donde el fallo fue unánime, tres miembros del Tribunal Constitucional peruano se negaron a aprobar esa norma, entonces el Congreso, de amplia mayoría fujimorista, los destituyó y colocó a gente que sí permitió que Fujimori sea candidato el 2000, elección que ganó y a la que terminó renunciando vía fax desde Japón.

No hay comentarios: