Google+ Followers

sábado, 12 de diciembre de 2015

entre el ministerio de la Inteligencia y el de la Suprema Felicidad Social del pueblo venezolano. el autor del texto que pone en alto el rol de las FFAA para evitar que el PLAN B de Maduro se aplicase en Venezuela hace cinco dias en el acto electoral que le dio una tunda al chavismo. le falto inteligencia a Maduro y más pudo el uniforme y el Orden. el autor cree que la estatua de Chávez en Riberalta empezará a derretirse, no tiene razón de ser...

Luis Herrera Campins, presidente socialcristiano de Venezuela (1979-1984, del partido Copei), sorprendió al mundo al crear el Ministerio para el Desarrollo de la Inteligencia, que solo duró cinco años. El presidente Jaime Lusinchi (1984-1989, del partido Acción Democrática) lo eliminó. Es probable que, de haber permanecido el Ministerio para el Desarrollo de la Inteligencia, el actual presidente Nicolás Maduro se habría beneficiado. De todos modos, y para no ser menos, Maduro creó, nada más llegar al poder, el Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del Pueblo Venezolano. 

Después de las elecciones legislativas del domingo pasado, queda patente que el pueblo venezolano no ha alcanzado “la suprema felicidad” y se ha rebelado, con un coraje cívico ejemplar, contra el desgobierno chavista. El símbolo mediático de tal rebeldía se llama Lilian Tintori, esposa del encarcelado líder opositor Leopoldo López. Al presidente Maduro se le acumularon muchas calamidades: la crisis de la economía globalizada, la violencia callejera, el despilfarro incontrolado de la producción petrolera, la carestía de alimentos, la corrupción institucionalizada, el narcotráfico, la entente EEUU-Cuba (a espaldas de sus aliados) y la caída vertiginosa del precio del petróleo que ni la OPEP pudo evitar (hace cinco días, el precio del barril Brent cotizaba a $us 40,73, cuando en sus mejores momentos se apreció en $us 140). Como es sabido, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) es un “instrumento de defensa de los precios para evitar el despilfarro económico del petróleo que se agota sin posibilidad de renovarse”. Nació gracias a la iniciativa de Juan Pablo Pérez Alfonzo (Caracas, 1903 – Washington DC, 1979), político y diplomático venezolano, ministro de Minas e Hidrocarburos del Gobierno de Rómulo Betancourt (1959-1964) y se fundó en Bagdad (Irak), el 14 de septiembre de 1960. Pese a haber sido creada por un venezolano, la OPEP –en su reunión del viernes 4, en Viena– rechazó la petición venezolana de disminuir la producción mundial de petróleo. 

No ha sido, pues, por falta de inteligencia que el presidente Maduro ha sufrido un duro varapalo en los comicios de hace cinco días. Según algunos periodistas europeos, las presiones de las Fuerzas Armadas de Venezuela sobre Maduro y Diosdado Cabello fueron decisivas a la hora de garantizar una campaña pacífica y unas elecciones limpias que ganó, por amplia mayoría, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Es de suponer que serán también los militares quienes garanticen el funcionamiento normal del nuevo Parlamento venezolano. Mientras tanto, la estatua del coronel Chávez, erigida por Evo Morales en Riberalta, empieza a derretirse. // Madrid, 11.12.2015

No hay comentarios: