Google+ Followers

miércoles, 29 de abril de 2015

Karen Arauz se refiere a la inédita democracia plurinacional, Evo Morales está mostrando ante el mundo entero, de forma mañosa cómo se puede torcer la voluntad popular y "meterle con todo" para retener el poder...lo que no sería posible sin un Tribunal doblegado y sumiso





¿HACIA LA OCLOCRACIA DEL SIGLO XXI?




Los esfuerzos desplegados por el gobernante MAS  a fin de borrar cualquier huella opositora en las Gobernaciones del Beni y Tarija, han alcanzado niveles históricos. La denodada tarea cuenta con un protagonista de primera línea, nada más y nada menos, que su caudillo por antonomasia :Evo Morales Ayma. Para mayor abundamiento, además de  Presidente de Bolivia, es  Dirigente de las Seis Federaciones de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba. Un par de títulos bastante impresionantes por el desmandado poder que le otorgan.

Para nadie es un secreto, cuál es la idea de Democracia que manifiesta. Eso de gobierno de las mayorías con respeto de las minorías,   el estricto cumplimiento de la Constitución y un Estado de Derecho a toda prueba, no forma parte de la conducción del estado boliviano.

La inédita democracia plurinacional, es el gobierno con Evo Morales  a la cabeza y secundado por su vice y un par de ministros muy avispados para quienes la democracia, entendida universalmente de otro modo, ha pasado a ser una retórica derechista, imperialista, colonialista e incómoda.  Evidentemente, hay  mecanismos de la democracia que resultan muy útiles -como ser los procesos electorales-, que les brinda la necesaria legalidad. El problema radica en la dudosa legitimidad  por la designación caprichosa y arbitraria de los actores a cuyo cargo está la administración de esos procesos. Las elecciones no tienen por objeto la dominación de la ciudadanía. La mayoría no debiera ser entendida como un cheque un blanco o una licencia suprema para arrinconar. El votante ejerce su libertad y bajo ningún concepto debiera tener como finalidad, el lograr uniformidad en el accionar político y menos por supuesto, rendir pleitesía. 

Nada de eso sería posible sin ese doblegado  conjunto de personas designadas para llevar a cabo elecciones pegadas a sus dictados conocido como Tribunal Supremo Electoral. La gobernabilidad de un estado, no depende de cuán hábiles demuestren ser para restringir las libertades fundamentales. De lo que se trata, es de mantener en inmejorables condiciones  a las instituciones, y para ello no se puede admitir sometimiento de  todos los poderes del estado al poder central. 

El paladín del proceso de cambio, está dando muestras inocultables de su inclinación stalinista  por acciones con cariz de purga para limpiar el camino de cualquiera que ose disentir con sus planes hacia la perpetuación en el poder. Estas horas previas de la forzada segunda vuelta en Tarija y Beni, son el peor momento para los opositores, que son tratados como quintacolumnistas a los que hay que excluir sin ningún pudor, menos ética.
Apelando a la candidez de los bien pensados, ya lanzó su desafío en sus territorios cocaleros, al pedir que se encuentre su sucesor. Ojalá no  seamos muchos ni tan mal pensados, pero es una maniobra un tanto burda considerando que el desafío lo lanza en el lugar donde más satisfechos están con esta gestión. Y las razones saltan a la vista y son sin duda, la más sólida congregación dispuesta a todo con tal de proteger a su gallina de los huevos de oro. 

Tanta es la seguridad que tiene en su caudillaje,  que Morales Ayma "reloaded" reta a duelo a los indígenas afirmando que la pretendida carretera por el Tipnis, se hará quieran o no.  Le faltó expresar parte de su pensamiento:  "si gana la oposición" . Porque si el MAS se hace del territorio beniano, la frontera agrícola hacia el parque Isiboro Sécure, será la primera gracia que el caudillo otorgará a sus leales. Porque el discurso de cerrada defensa de la madre tierra y el supuesto gobierno indígena, es un soberbio cliché para venderles a los incautos europeos. Pero algunos criollos por ahí, en realidad parecemos más de lo que en verdad somos.

Amerita hacer un esfuerzo de verdad titánico en Tarija. Ineludiblemente no  cederán el cofre del tesoro. Menos el secreto de los doblones faltantes. En la sarta de advertencias que (a la oposición "ni agua" ) acaba de agregar  un claro mensaje: para él, el Pacto Fiscal es innecesario.   Siempre tiene una salida a mano. Dos mensajes contundentes a los Departamentos que bien podrán ser el punto de inflexión.

Lamentablemente existe prueba incontrastable de la degradación de la democracia en Bolivia. Diez cocaleros serán despojados de sus tierras de cultivo de coca porque se alinearon con la oposición en las elecciones de marzo. Lo peor es que cuatro de ellos ganaron sus concejalías en desmedro de los candidatos oficialistas. Hoy, son tildados de traidores. Y con seguridad, gracias al acoso político y la sentencia que pende sobre sus cabezas, sólo les quedará el autoexilio. Y esto ya supera el ámbito de la especulación.

Karen Arauz

No hay comentarios: