Google+ Followers

viernes, 7 de noviembre de 2014

El Deber muestra al menos dos flagrantes contradicciones entre el Jefe del Estado y su Jefe de Economía. "Bolivia no presta dinero a otros", cuando Evo afirmó que "tres países nos deben" y el déficit por el G77 "excesivos dijo Evo" y Arce Catacora "se ha superado el déficit" en todo caso, queda todo como una nebulosa, porqué no aclararlo de una buena vez?

En Roma, el presidente Evo Morales dijo que es tan buena la situación económica del país que en este momento hay tres países latinoamericanos a los que ha prestado dinero, según informó la agencia EFE. El ministro de Economía, Luis Arce Catacora, ha desmentido al presidente y ha asegurado que el país no presta dinero a países extranjeros porque la prioridad es la atención de las necesidades nacionales.


El presidente Morales no ha tenido la oportunidad de explicar por qué dijo aquello, debido a que sus viajes se han hecho ahora muy frecuentes y después de asistir a la reunión con el papa Francisco viajó a otra, esta vez de países sin litoral. Pero sería conveniente, por respeto a la opinión pública, que el Gobierno dé una explicación más amplia sobre por qué el presidente aseguró en la Ciudad Eterna que el país está haciendo préstamos.

Dadas las falencias que existen en el país y que se reflejan en condiciones lamentables en salud y educación, como lo dicen las calificaciones de las Naciones Unidas, parece un absurdo que los gobernantes ni siquiera piensen en hacer préstamos al extranjero.

Algo parecido ocurrió con el discurso del 6 de agosto, cuando el jefe de Estado dijo que este año se presentará, por primera vez en ocho años, un déficit fiscal provocado por los gastos excesivos de la Cumbre del G-77. Con este motivo también el ministro de Economía se vio en la obligación de hacer una aclaración y dijo que el déficit era muy pequeño y que podría revertirse antes de que termine el año. Pero no se ha informado cabalmente sobre los gastos de la mencionada reunión. La documentación entregada por el Gobierno incluye montos precisos, pero también alude a órdenes dadas a reparticiones oficiales, como la ANH, para que entregue sus propios recursos, sin mencionar cifras.

En casos como estos, en otros países se procede a hacer investigaciones y a la presentación de informes completos en el Parlamento, mejor si es con la participación de la Contraloría. Las alusiones del presidente Morales no son dichos que puedan ser desmentidos con tanta ligereza. Por respeto al país valdría la pena que se prepare un informe que permita saber si realmente Bolivia está haciendo préstamos a otros países, para lo que sería preciso informar cuáles son esos países y las condiciones en que fueron hechos esos préstamos. Son temas serios que necesitan un tratamiento equivalente

No hay comentarios: