Google+ Followers

jueves, 11 de junio de 2015

se trata de un estudio de la personalidad que Karen profudiza e ilustra con claros ejemplos de desorden psicológico en personajes que sorprenden por su "metamorfosis" sujetos peligrosos que salen de la racionalidad cuando deberían estar "guardados". digno de mayor estudio, aunque con temor a sus reacciones imprevisibles.




TRASTORNO DISOCIATIVO DE PERSONALIDAD

KAREN  ARAUZ

En la semana de la salud mental se accede sin querer a artículos, notas y opiniones sobre la inmensa gama de desórdenes mentales que nos aqueja a los humanos. Peor aún en estos tiempos, donde el bombardeo constante de información y estímulos, hace que nosotros los profanos, encontremos similitudes en los ejemplos y nos aventuramos a hacer diagnósticos acorde a la realidad de la vida cotidiana.


Hace unas horas observaba atentamente a la Ministro Anticorrupción, aún exaltada por su viaje a Viena -lo que es comprensible- trayendo a su regreso al país una extraordinaria noticia. Bolivia ha sido distinguida en la reunión de la ONU porque se considera que es vanguardia en la lucha contra la corrupción. Sus vivos ojos camuflados por intelectuales gafas, decían la verdad. Su entusiasmo era genuino. Nada podía hacer dudar que lo que expresaba con gran orgullo, era genuinamente creído por ella. 


Es en ese momento, que me atreví a pensar que la señora Ministro es nomás una parte indivisible del equipo de dignatarios del Estado Plurinacional en ejercicio,  que sufren un desorden disociativo de personalidad. No hay otra explicación. Andar pavoneándose sobre las bondades de las políticas anticorrupción en Bolivia,  justo ahora, sólo puede ser comprendido en el marco de una reunión como la de Viena, donde la mayoría de los burócratas internacionales hace gran coro al himno de su organización conocido como "saludo a la bandera".


Me da pereza indagar sobre las intervenciones de sus similares de Brasil o Argentina, porque sospecho que también se mueven bajo la misma línea gracias a Lula-Petrobras y Cristina-Buodu.  Pero para eso están los Ministros, para ensalzar a sus Presidentes hasta el empalago. Auto crítica ni soñar. ¿Se la imaginan a la doctora en cuestión, relatándoles a sus colegas el lamento boliviano porque se esfumaron por arte de magia seiscientos millones de dólares y tener que admitir la restricción de pisarle la manguera a sus colegas bomberos como Nemesia Achacollo? Imposible. Es perfectamente entendible entonces, que la mente de la Ministro encuentre el modo de hacerle la finta a la realidad y para ello, adopta para sí una personalidad alterna.


Pero no es pues el único ejemplo. Esperemos que aparezca alguien  que presente una proyecto de ley para la creación del bono pro-terapia psicológica, porque el desorden está tomando dimensiones de una real  amenaza de salud pública de imprevisibles consecuencias. Sino deténganse a observar las distintas posiciones  del gobierno en relación a su defensa del medio ambiente y su liderazgo mundial. Sus discursos son impactantes por la gran conciencia ambiental y antiimperialista que denotan. Bolivia es parte del único pulmón entero del mundo para oxigenarse y nuestra extensión amazónica, nos da responsabilidad de universales dimensiones en pos de merecido reconocimiento por nuestra mera situación geográfica.


Ya para consumo interno,  se muestran belicosos desde su primigenia trinchera como es la cocalera y disparan sin miramientos que la carretera por el TIPNIS va. O va. Otro esfuerzo comprensible de la otra personalidad que adoptan, dejando el romanticismo de la selva con sus parabas azules y sus generosos humedales para que surja la personalidad pragmática que lucha en su interior. No hay alternativa, hay que desdoblarse. Una personalidad ambientalista admirable y digna de aplauso en el discurso externo con automática facilidad de cambiar cómodamente de identidad. Es tan notorio este síndrome de personalidades disociadas, que debemos mencionar el fervor y la unción religiosa que ha despertado en el gobierno la visita del Papa Francisco sobre todo si habrá cientos de medios internacionales que testimoniarán su gran espiritualidad. Quintana y el Conalcam  en su transformación,  quitarán espacio a los viejos militantes católicos que no tendrán cabida en las cercanías del Papa pero sí lo observarán todo por el circunstancial y brevemente benigno canal estatal. El Cardenal Terrazas -que pensaba que lo había visto todo después del misterioso atentado en su residencia-  tiene impreso en su rostro, la más genuina expresión de asombro.  


A los optimistas les ha dado inmensa alegría ver al Presidente con el Gobernador de Tarija "al partir de un anís".  De golpe y porrazo, el Dr. Oliva ha sido revelado a los ojos de SE como el único opositor que vale la pena. Dudoso en esto la doble personalidad. Da para sospechar que la chequera de Tarija tiene mucho que ver en este repentino enamoramiento. Como esa tía odiosa potencialmente heredable que el tener sus pesos en el banco la hace irresistible. 
 

Las contradicciones inherentes a este desorden mental requiere de la más amplia comprensión que asombra primero,  espanta después y por último, cansa. Hay lugares específicos donde guardar a estos sujetos que con impunidad, andan entrando y saliendo de la racionalidad.  Porque por muy generoso que se sea, no cabe duda que responsabilizar a un involuntario desorden mental de lo arbitrario en el proceder, cruza la línea que la divide de la impostura y la estafa en la estructura de poder.

No hay comentarios: